Jose Maria Garzon | Garzon abogados

Conceptos básicos sobre la pensión compensatoria

A continuación mostramos un estudio detallado sobre la pensión compensatoria, uno de los efectos patrimoniales más comunes a la hora de solicitar la separación o divorcio, explicando de forma detallada todas aquellas cuestiones principales que surgen sobre dicha pensión. Resolvemos aquellas cuestiones que más se preguntan a la hora de acudir a nuestro despacho y arrojamos luz al concepto de pensión compensatoria y la función reparadora del desequilibrio económico que surge a la hora de proceder a una separación o divorcio.

CONCEPTO DE LA PENSION COMPENSATORIA

La pensión compensatoria se encuentra recogida en el art. 97 de Código Civil y uno de los presupuestos para que se pueda conceder dicha pensión compensatoria es que debido a la separación, nulidad o divorcio, se produzca un desequilibrio económico y empeore la situación de uno de los cónyuges, no se pretende conseguir una igualdad al 100%, lo que se pretende es proteger la situación injusta en la que se encuentre uno de los cónyuges.

Esta pensión compensatoria no tiene un carácter alimenticio, como si lo tiene la pensión alimenticia, sino que la finalidad que persigue dicha pensión, es la de reparar el desequilibrio económico de ambos cónyuges debido a una separación, nulidad o divorcio, es por ello que dicha pensión se establecerá por un período de tiempo para que permita al cónyuge que ha podido verse afectado por tal desequilibrio, realizar aquellas acciones pertinentes para poder reequilibrar su estado económico.

Asimismo, la pensión compensatoria debe fijarse mediante resolución judicial, puede ser propuesta por el solicitante o por ambas partes en el convenio regulador, pero sino se solicita durante la tramitación o en el convenio regulador se renuncia a la misma, no se podrá solicitar dicha pensión con posterioridad

A la hora de determinar la cuantía de dicha pensión compensatoria, se deberá estudiar caso por caso, es decir, se tendrán que tener en cuenta las siguientes circunstancias:

En función de todo lo anterior, se fijará una pensión compensatoria con carácter temporal, hasta que se proceda al pago de todas las cuotas, extinción o fallezca el acreedor de dicha pensión, entre otras razones que estudiaremos posteriormente.

¿LAS PAREJAS DE HECHO TIENEN DERECHO A PENSIÓN COMPENSATORIA?

Como hemos comentado anteriormente, lo que se protege es el desequilibro económico que puede sufrir uno de los cónyuges debido a la separación, nulidad o divorcio, pudiendo llegar a encontrarse en una situación injusta o en precario.

A la hora de presentar una demanda de divorcio, nulidad o separación, se solicita, además de otras medidas, la suspensión de la vida en común y la disolución del vínculo matrimonial (en el caso de la demanda de separación no se solicita esta última medida), por lo que, en el caso de las parejas de hecho, se solicita la ruptura de una unión convivencial, siendo de aplicación a través de la analogía lo establecido en el art. 97 del Código Civil (Sentencia del Tribunal Supremo del 5 de Julio de 2001). Aunque también existen sentencias que desestiman que se aplique dicha analogía para las parejas de hecho.

Por lo que, dependiendo del caso y del Juzgado, si podría llegar a estimarse una pensión compensatoria en aquellas parejas de hecho que a la hora de proceder a una ruptura de la unión convivencial se produzca una situación de desigualdad económica, siendo aplicable la teoría del enriquecimiento injusto, ya que al no existir una sociedad de gananciales, el hecho de que uno de los dos convivientes haya adquirido bienes privativos del otro, dedicación a la unidad familiar en exclusiva por uno de los convivientes, colaboración en la actividad profesional del otro conviviente, cualificación profesional…

Asimismo, los miembros de la unión de hecho, con total libertad según el principio establecido en el artículo 1.255 del Código Civil, podrán suscribir aquellos pactos que crean necesarios que regulen sus efectos patrimoniales de su unión, en dichos pactos podrán establecer una pensión compensatoria en caso de separación o ruptura de la convivencia.

 

¿CUÁNDO SE EXTINGUE LA PENSIÓN COMPENSATORIA?

A la hora de fijar el límite temporal de la pensión compensatoria, se tendrán en cuenta las circunstancias de ambos cónyuges, y dicho límite temporal se extinguirá en los siguientes casos:

También se produce la extinción de la pensión compensatoria cuando el acreedor de dicha pensión se encuentra en una relación análoga a la marital con otra persona, por lo que de esta manera se pretende terminar con aquellos casos en que el acreedor establece una nueva relación estable y duradera en el tiempo y no celebra un matrimonio para seguir percibiendo la pensión compensatoria.

 

¿LA PENSIÓN COMPENSATORIA PODRÍA SER UNA RENTA VITALICIA?

En primer lugar dicha pensión podrá ser vitalicia si así lo acuerdan ambas partes (artículo 99 del Código Civil). Por lo que la ley no establece su prohibición ni tampoco los supuestos que se tienen que dar para que se pueda aplicar dicha pensión vitalicia, se deberá estudiar caso por caso, pero podemos afirmar que si se fija una pensión compensatoria vitalicia, será para prevenir esa situación de desequilibrio económico y exista una clara imposibilidad o dificultad en que se produzcan las causas de extinción de dicha pensión.

 

¿SE PUEDE MODIFICAR LA PENSIÓN COMPENSATORIA?

Una vez que se haya fijado la pensión compensatoria, el artículo 100 del Código Civil, permite que se modifique dicha pensión si se ha producido una modificación sustancial en la situación económica de cualquiera de los cónyuges.

Si la modificación sustancial se produce en el patrimonio del deudor, se podría reducir la pensión compensatoria, para ello la modificación deberá tener un carácter notorio y sustancial, que justifique la reducción de dicha pensión.

Si el deudor de dicha pensión compensatoria establece un nuevo matrimonio y posteriormente se divorcia y se tiene que fijar una pensión compensatoria para este segundo cónyuge, se plantea el problema de si se mantiene la pensión compensatoria del primer cónyuge, en este tipo de casos, la decisión más común que adoptan los jueces es que al tener en cuenta el gasto que tiene dicho cónyuge al enfrentarse a una primera pensión compensatoria, la segunda pensión compensatoria es muy probable que tenga una cuantía inferior, para que no haya problemas a la hora de realizar el pago de ambas. Si el algún momento el deudor no pudiese hacer frente a dichas pensiones a la vez, tendrá preferencia aquella que fue establecida con mayor antigüedad.

¿SE SIGUE PAGANDO LA PENSIÓN COMPENSATORIA SI FALLECE EL DEUDOR?

En el caso de que el deudor obligado al pago de la pensión compensatoria fallezca, al ser una pensión que no tiene un carácter personalísimo, será transmisible a los herederos que deberán satisfacer la pensión compensatoria, dichos herederos serán los llamados ab intestato de la persona fallecida.

Esto se debe a que cuando los herederos aceptan la herencia de la persona que ha fallecido, aceptan el activo y el pasivo, es decir, los bienes y las deudas, y por lo tanto, los herederos que acepten dicha herencia, responderán de acuerdo a la forma que se haya pactado, si se ha aceptado la herencia a beneficio de inventario solo responderán de las deudas hasta donde alcancen los bienes de aceptados.

¿SE PUEDE REALIZAR EN UN SOLO PAGO LA PENSIÓN COMPENSATORIA?

Sí, es una forma alternativa y poco frecuente de pagar la pensión compensatoria establecida, ya que para poder proceder al pago de dicha pensión en una sola cuota se tiene que tener un patrimonio bastante alto, se suele conceder en aquellos casos en que los cónyuges han tenido un matrimonio de corta duración y uno de ellos tiene un trabajo fijo y estable.

Para que se pueda fijar, será necesario que ambos cónyuges estén de acuerdo en el pago de la pensión compensatoria en una sola cuota, o bien, una vez fijada dicha pensión compensatoria y se quiera realizar en una sola cuota, se deberá realizar un pacto entre los ex cónyuges y posteriormente dicho pacto deberá ser homologado por el mismo Juez que conoció del divorcio.

Dicho acuerdo necesita la aprobación judicial, ya que el Juez es el encargado de que se estarán cumpliendo con las garantías debidas, protegiendo los intereses de los hijos, si los hay, y de los ex cónyuges, si el Juez observa algún motivo por el cual dichas garantías podrían ser vulneradas, no aceptará el acuerdo del pago único de la pensión compensatoria.

Una vez que se realiza el pago de la totalidad de la pensión compensatoria en una sola cuota, el ex cónyuge que se encontraba en esa situación de desequilibrio, podrá disponer libremente de dicha pensión y por consiguiente, desaparecería la vinculación económica entre ambos

¿QUÉ PASA SI NO SE PAGA LA PENSIÓN?

En este punto vamos a tratar lo que ocurre cuando la persona que está obligada a realizar el pago de la pensión compensatoria, no lo hace, este hecho se encuentra recogido como un delito de abandono de familia tipificado en el artículo 227 del Código Penal. Para poder encontrarnos ante un delito de abandono de familia por el impago de la pensión, lo primero que tiene que pasar es que dicho impago se haya producido cuando el obligado al pago, haya dejado de pagarla voluntariamente durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos.

¿Qué pasa si solamente se debe un mes o no ha pagado tres meses no consecutivos? Según la descripción del artículo 227 del Código penal, en estos casos no se podría hacer nada, ya que no se cumple con el requisito de dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos, pero en estos casos, tendremos que acudir al artículo 618.2 del Código Penal, el cual recoge este hecho como una falta contra las personas, de esta manera se le podrá reclamar vía penal.

¿SE TIENE QUE ACTUALIZAR LA PENSIÓN COMPENSATORIA?

Si leemos el artículo 97 de Código Civil, podremos observar que regula la actualización de la pensión compensatoria, pero deja esta cuestión al Juez para que la establezca en su resolución, es aquí donde viene el problema, pues no hay un criterio único a la hora de actualizar la pensión compensatoria, cuando la pensión compensatoria se establece de mutuo acuerdo el Juez aplica lo establecido por las partes para su actualización, pero cuando no existe acuerdo en la pensión compensatoria,  a la hora de determinar la actualización de dicha pensión es donde se encuentra la controversia.

La práctica más habitual que nos vamos a encontrar es que se establece como criterio de actualización el incremento anual del Índice de Precios de Consumo (IPC), aplicar este criterio aporta seguridad a ambas partes, ya que saben cuanto va a ser el incremento de la pensión porque ambas partes podrán consultar dicho IPC en el Instituto Nacional de Estadística, hay dos formas de actualizarlo, la primera de ellas es aplicar el último IPC publicado en el momento y la segunda es actualizar la pensión de forma anual, es decir, si el primer pago se hizo en octubre del 2012, la actualización de la renta hay que realizar en octubre de 2013, aunque haya con anterioridad un nuevo IPC.

Como ejemplo de lo comentado anteriormente, os ponemos el siguiente ejemplo sencillo:

– A Antonio, la sentencia de divorcio establece que tiene que pasar 450.-€ en concepto de pensión compensatoria a María, el primer pago de dicha pensión lo realiza en mayo de 2012, por lo que en mayo de 2013 tiene que realizar la actualización de la pensión, para ello hay que acudir al siguiente enlace: Instituto Nacional de Estadística, introduce el periodo del primer pago y del último, a continuación la cantidad inicialmente establecida y se obtendrá la actualización, en este caso deberá pagar 457,65.-€, es decir, 7,56.-€ más que el año anterior.