Garzón AbogadosGarzón Abogados

Escrito por Garzón Abogados

El bien jurídico que se protege en este tipo de delitos es el patrimonio formado por personas físicas y personas jurídicas, entendiéndose por patrimonio el conjunto de bienes y derechos como la propiedad, posesión, etc. Todos ellos susceptibles de ser valorados de forma económica, por lo que las principales acciones que se pueden realizar contra el patrimonio son:

Robo

La conducta tipificada como delito de robo, consiste en el apoderamiento de un bien ajeno, con ánimo de lucro, empleando la fuerza en las cosas para acceder al lugar donde se encuentran los bienes o ejercer violencia o intimidación en las personas.

Robo con fuerza en las cosas

Se entenderá que se ha realizado fuerza en las cosas cuando se ha realizado dicha fuerza de forma previa al apoderamiento de bien, por lo que dicha fuerza se considera un medio para conseguir dicho bien, deberá de ser ejercida en el lugar donde se desea acceder al bien, dentro de las acciones más comunes de fuerza en las cosas, tenemos: escalamiento, rompimiento, fractura, uso de llaves falsas, inutilización de sistemas de alarma…

Robo con violencia o intimidación

En este tipo de acciones no solamente se produce una vulneración al patrimonio, si no que también a la vida e integridad física de las personas se encuentra en peligro.

La doctrina entiende por violencia como la fuerza física aplicada antes y durante el apoderamiento del bien, dicha violencia deberá recaer sobre la víctima de dicho delito

En el caso de intimidación, el actor del delito realiza una serie de acciones, haciendo saber a la víctima un mal grave e inmediato, por lo que si no atiende a sus pretensiones de entregarle el bien, padecerá dichas amenazas. Estas amenazas suelen ir dirigidas hacia la víctima o un tercero, además pueden ir acompañadas de acciones violentas o gestos.

Estaremos ante una situación agravada del delito de robo si además de producirse lo mencionado anteriormente, se produce el robo en las siguientes circunstancias:

– El robo se comete en casa habitada.

– Cuando el actor hace uso de armas u otros objetos peligrosos para cometer la acción.

Hurto

El hurto consiste en el apoderamiento de una cosa mueble ajena, con la finalidad de poder lucrarse de dicho bien, a la hora de proceder al apoderamiento de dicho bien, no se realizará mediando violencia o intimidación.

Dependiendo del importe del bien sustraído, estaremos ante un delito o falta, en el caso de que el bien mueble sustraído sea superior a 400.-€ estaremos ante un delito de hurto, en caso de que el bien sustraído sea inferior, será calificada dicha acción como una falta de hurto y por consiguiente la pena establecida para estos hechos será menor.

Estaremos ante una figura agravada del hurto cuando:

– Cuando el bien sustraído tenga un valor económico alto, cultural, artístico, histórico o científico.

– Cuando se tratase de bienes de primera necesidad.

– Cuando al sustraer un bien, la víctima de la familia queden en una situación económicamente grave

– Cuando se utilizasen menores de 14 años para cometer el delito.

Estafa

En este tipo de acciones, la conducta recae sobre bienes muebles, inmuebles, dicha conducta consiste en el apoderamiento de un bien, existiendo ánimo de lucro y cuando el actor genere un engaño suficiente o bastante para inducir a la víctima en error, realizando un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno. Deberá existir un nexo causal entre el engaño y el acto de disposición para encontrarnos ante una estafa.

La estafa será considerada delito si la cuantía del bien fuese superior a 400.-€, si es inferior estaríamos ante una falta.

En el caso de que la estafa recaiga sobre alguno de los siguientes bienes, estaremos ante una figura agravada de estafa:

– Bienes de primera necesidad

– Se produzca con abuso de firma, sustrayendo, ocultando o destruyendo algún expediente.

– Bienes de patrimonio histórico, artístico, cultural…

– Bienes de especial gravedad que dejen en una situación económica grave a la víctima o su familia.

– Cuando el valor del bien estafado, supere los 50.000.-€

– La estafa se produzca abusando de las relaciones personales existentes entre la víctima y el actor de la acción.

Daños

La conducta típico en este tipo de acciones es la de destruir, estropear o dejar en un estado inservible un bien mueble o inmueble, este tipo de acciones, a diferencia de las anteriores, no requiere ánimo de lucro.

La diferencia entre el delito y la falta, radica en que para que sea considerado delito de daños, la cuantía del bien dañado deberá exceder de 400.-€, en caso contrario se califica como falta.

Asimismo, estaremos ante una figura agravada de daños, cuando: se realicen dichos daños para impedir el libre ejercicio de la autoridad, infección o contagio de ganado, empleo de sustancias venenosas, el daño afecte a bienes de dominio público, que arruinen al perjudicado…

Garzón Abogados
Sobre el autor Garzón Abogados
Despacho de abogados situado en Madrid, con más de 20 años de experiencia profesional, ofrecemos asistencia legal en toda España adaptándonos a las necesidades del cliente

No hay comentarios

Dejar un comentario