Lara Siscar

jose maria garzon
delitos de odio
3 diciembre, 2017
jose maria garzon abogado
expediente Marlasca los errores en la rueda de reconocimiento
1 marzo, 2018

Lara Siscar

jose maria garzon abogado

jose maria garzon abogado

            Como lo venimos haciendo en el despacho de los abogados José María Garzón Flores y Jesús Garzón Flores, desde hace mucho tiempo en este blog, que es un foro no solo de discusión sino también de proposición de alternativas y soluciones a los problemas legales que pululan por nuestra sociedad, que tendrían una fácil solución si no fuera porque las grandes compañías con beneficios multitudinarios imponen sus reglas y los gobiernos que en contra de la labor que le viene encomendada de proteger a los ciudadanos acaban sucumbiendo a sus imposiciones sin que nada cambie, sólo por el interés de las citadas compañías.

            Diréis que a que viene dicho aserto. Pues bien la indignación nos viene dada, en el despacho de los abogados José María y Jesús Garzón Flores, porque una cliente nuestra, Lara Siscar, presentadora del canal de televisión 24 horas emprendió acciones legales hace ya algunos años porque un sujeto, no merece llamarse de otra manera, comenzó una campaña de acoso a través de las redes sociales que terminó llevándole ante la Justicia.

            Si bien en un primer momento el Juez al que se le turnó la denuncia pareció interesarse por este tema, lo cierto y real es que al cabo de la investigación, cuando cada vez se hacía más y más técnica, cuando la inspectora jefe al mando de la investigación más cuestiones raras para el Juez solicitaba, léase fakes, trolls, etc. más se alejaba el interés de su señoría.

            ¿Y cual resultaba ser el problema al final?, que un simple Juez de Instrucción de un partido judicial realmente pequeño, entrado en cierta edad, era incapaz de entender el funcionamiento de lo que hoy los jóvenes dominan con asombrosa facilidad como son las Redes Sociales. Lo que dio como consecuencia una sanción penal en forma de sentencia no solo light deberíamos decir que casi fomentadora de una actitud de continuación en el hostigamiento dado que una falta (de las de entonces, hay que recordar que los hechos cometidos lo fueron anteriormente a la modificación de la ley procesal penal que dio con la desaparición de las faltas como un hito) con la consiguiente multa, que dado que el sujeto era insolvente fue minúscula pero que además nunca ejecutó.

            ¿Cuál es el problema que subyace en todo esto entonces? Pues a grandes rasgos, que estamos dominados por gigantes emporios sobre todo empresas tecnológicas que nos han generado una dependencia del uso de sus redes, de tal forma y manera que escuché hace bien poco que si no se sube algo a la red parece que no ha ocurrido.

            Sin embargo estos conglomerados empresariales amparan el uso del anonimato para que unos señores puedan campar a sus anchas amparados en ese desconocimiento de su identidad para no sólo criticar sino, lo que es más grave, hostigar a un ciudadano normal sin que a éste le quepan demasiadas acciones puesto que una vez que aprende lanza los comentarios a través de sus cuentas y rápidamente hace desaparecer éstas para que sea imposible que ningún rastreo llegue hacia él, viviendo impasible la policía judicial como no pueden hacer nada porque los jueces lo quieren todo más que atado, lo quieren con las manos en la masa, cuestión imposible si el sujeto es un poco “espabilao” y   sabe lo que se tiene entre manos.

            Convendría entonces que nuestro parlamento discutiera la creación de una legislación para éstos casos, a  semejanza de la NetzDG alemana que obliga a estos gigantes tecnológicos que gestionan las redes sociales a otorgar a los diferentes usuarios con el fin de denunciar contenidos que ofendan con el único objetivo de que se retiren de inmediato.

            Evidentemente este tipo de compañías lo único que entienden es el idioma del dinero y del prestigio. Una buena campaña que fuera acompañada de sanciones en el caso de solicitud de lo datos y la negativa de la compañía a facilitarlos, una vez comprobado por ésta cómo efectivamente el sujeto ha utilizado las redes sociales para un fin distinto y o permitido. Además si esa campaña fuera suscrita por los miles de personas que utilizan las redes sociales de forma coherente y responsable, las compañías se verían abocadas a intentar proteger en extremo al usuario norma.

            Es cierto que cada vez más los ciudadanos estamos usando las redes sociales para casi todo, que hasta las abuelas usan whatsapp, pero no es menos cierto que al común de los mortales no le falta la sensibilidad para ver cuando se produce en las redes un linchamiento, pero hemos de asistir impávidos y sin recursos al mismo.

            La llave está en las compañías que dirigen las redes sociales y la clave en obligarles a ceder, en pro de una justicia social, esos datos y en caso de que no lo hicieran siguieran una serie de sanciones que pudieran llegar hasta el cierre temporal de la citada red social. Así y solo así podremos conseguir un país con más Justicia Social.

            Como siempre daros las gracias por escucharnos, por esas palabras de aliento que siempre nos venís dando para seguir con la actualización de éste vuestro blog, para el que igualmente os seguimos fomentando que participéis, nos expongáis vuestras dudas y plantéis temas que queráis que sean tratados en este foro.

            Finalmente agradecer a todos los compañeros de Lara Siscar el apoyo tan incondicional que recibe, siendo conscientes de que nadie en su sano juicio, desde una cuenta pública, se liaría a generar dudas y cizaña sobre sus compañeros y haciéndose partícipes como si el objeto de dicho daño fuera común o compartido entre todos. Tenemos que analizar cómo puede desarrollarse en el futuro este asunto y coordinar entre todos las acciones a seguir, pero que todo el mundo sepa que no nos vamos a quedar de brazos cruzados acudiendo a tantas instancias quepan para poder evitar que en el futuro haya más Lara Siscar que tengan que pasar por lo que ella misma está sufriendo.

            Hasta la siguiente entrada nos despedimos volviendo a dar las gracias por la acogida que siempre nos dispensáis.

 

José María Garzón

José María Garzón
José María Garzón
Despacho de abogados situado en Madrid, con más de 20 años de experiencia profesional, ofrecemos asistencia legal en toda España adaptándonos a las necesidades del cliente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *